Trump rompió consenso mundial sobre Jerusalén al reconocerla como capital de Israel

donald-trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, comprometió este miércoles el papel de Washington como mediador de paz, al reconocer a Jesuralén como capital de Israel y ordenar el traslado de la embajada de su país hacia esa ciudad.

Bajo la premisa de “apoyar una solución de dos Estados”, el primer mandatario norteamericano convirtió a Estados Unidos en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, lo que supone un duro golpe para los palestinos, quienes reclaman ese territorio como la capital de su futuro Estado independiente.

“He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. Otros presidentes prometieron hacerlo en su campaña electoral, pero nunca lo cumplieron. Hoy, yo lo cumplo. Esto no es nada más ni nada menos que un reconocimiento de la realidad. Es, además, lo correcto, algo que tiene que hacerse”, dijo Trump.

Cabe recordar que en 1980 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a la comunidad internacional a retirar sus embajadas de Jerusalén, luego de la anexión israelí de la parte oriental de la urbe. Por esa razón ningún país tiene su legación en la Ciudad Santa.

Tras el anuncio realizado desde la Casa Blanca, las críticas de la Unión Europea (UE), Rusia, China y Turquía, no se hicieron esperar, al igual que el rechazo del gobierno de Jordania y el presidente palestino, Mahmud Abás, quienes acusaron a Trump de “violar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Ante estas reacciones, el Jefe de Estado de EEUU prometió que esto no impedirá que las fronteras definitivas de Jerusalén puedan definirse mediante negociaciones de paz entre las partes involucradas.

“No estamos adoptando ninguna posición en ningún asunto sobre el estatus final (de las negociaciones), incluidas las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalén, o la resolución de las fronteras disputadas. Esas cuestiones deben resolverlas las partes implicadas. Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si eso es lo que acuerdan las dos partes”, explicó.

No obstante, ordenó al Departamento de Estado que inicie los planes de construcción en Jerusalén de la embajada estadounidense, la cual funciona actualmente en Tel Aviv. Esta mudanza duraría, de acuerdo a fuentes de la Casa Blanca, unos tres o cuatro años.

“Cuando esté lista, nuestra nueva embajada será un magnífico tributo a la paz”, expresó el polémico Jefe de Gobierno de EEUU. Poco después, el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Rex Tillerson, confirmó mediante un comunicado que el Departamento de Estado comenzará “inmediatamente” el proceso.

Finalmente, Trump llamó a “mantener el statu quo” en los “lugares sagrados de Jerusalén”, como el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas, luego de que se generaran protestas y temores de violencia en el Oriente Medio tras su anuncio. “Pido calma y moderación”, concluyó.

Canciller mexicano c
S&P declara el impag
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT