Venezuela está cerca de tener la mayor inflación del mundo en la última década

fajo-bolivares

Las políticas empleadas por el gobierno de Nicolás Maduro y, previamente, por el de su antecesor Hugo Chávez, llevaron a Venezuela a tener una inflación que podría convertirse dentro de poco en la más alta del mundo durante la última década, según el informe trimestral del banco de inversión Torino Capital, denominado “Venezuela Red Book”.

El escaso acceso a los mercados internacionales deja entrever que la grave crisis económica que atraviesa el país no tendrá una solución a corto plazo, y por el contrario, deja récords poco envidiables, como el de padecer la mayor contracción económica registrada en la historia de Latinoamérica.

Con ese oscuro escenario arrancó Venezuela el 2018, año en el que además se prevé que aumenten las pesadas sanciones económicas de Estados Unidos contra funcionarios y personas ligadas al Ejecutivo nacional, aunado a las perspectivas de caída de la producción petrolera.

Francisco Rodríguez, jefe de Torino Capital, explica en el mencionado reporte, titulado “Aterrizaje forzoso”, que hace un año “había algunas razones para ser modestamente optimistas”, debido al leve alza de los precios del petróleo, y el primer aumento de las exportaciones desde 2012.

“Sin embargo, para que hubiese recuperación, o al menos estabilización, muchas cosas tenían que haber ido bien y
casi ninguna lo hizo”, indica el texto, que incluye un compendio integral de datos y proyecciones macroeconómicas basado en índices del banco, que permiten analizar los diversos escenarios dentro de esta compleja etapa de la historia económica de Venezuela.

Para Rodríguez, la guinda al pastel fue la imposibilidad de que Venezuela renegociara su deuda externa, lo que sumado a la negativa de aumentar el precio de la gasolina y el tipo de cambio oficial, y la realización de eventos electorales que elevaron el gasto público, terminó de incidir considerablemente en los ingresos del país.

“Esto llevó a un virtual colapso de la recaudación de impuestos, y el resultado fue que, a pesar de la reducción considerable en el gasto real, el déficit continuó siendo más de 20% del PIB, y el intento de monetizar
ese déficit fue a su vez el causante principal de la aceleración de precios”, resume el banco.

Para leer el informe completo, haga clic aquí.

Claudio Fermín afir
Voluntad Popular adv
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.