La fiscal Luisa Ortega estará este viernes en La Haya para ampliar la denuncia que presentó ante la Corte Penal Internacional (CPI), una documentación que incluirá pruebas que vinculan presuntamente al presidente Nicolás Maduro, con el asesinato de Óscar Pérez.

Ortega, quien participó en Ginebra en un debate sobre la crisis venezolana con motivo de la proyección del documental “Mujeres del caos venezolano” en el Festival de Cine y el Foro Internacional sobre los Derechos Humanos (FIFDH), dijo a Efe que sí incluirá en su denuncia ampliada las evidencias sobre el asesinato de Pérez.

El expolicía venezolano que se alzó contra el Gobierno fue abatido junto a seis compañeros en un operativo de seguridad en enero.

Ortega, que vive en el exilio, recordó que ella denunció ante la CPI no solo las manifestaciones de 2017, sino también los asesinatos ocurridos de 2015 a 2017, así como torturas y detenciones arbitrarias, entre otros delitos,

Lamentablemente, dijo Ortega, la fiscal del alto tribunal de la ONU, Fatou Bensouda, solo abrió el examen preliminar sobre las protestas del año pasado.

“Nosotros creemos que debió haber investigado con respecto a todos esos elementos (que denunciamos), porque es muy grave lo que se denuncia en el escrito mío y que acompañé de evidencias”, dijo.

Ortega se mostró además convencida de que Interpol, como organismo “muy serio” que es, emitirá la orden de detención internacional o alerta roja contra el presidente venezolano por presuntos delitos de corrupción relacionados con la constructora Odebrecht que Ortega ha solicitado al Tribunal Supremo en el exilio, si éste así lo ordena.

Ortega aseguró que su destitución está viciada de nulidad, por lo que sigue siendo fiscal general y “así me han reconocido los distintos fiscales del planeta con los que he interactuado”.

Además el Tribunal Supremo en Venezuela es ilegítimo y el legítimo es el que está en el exilio, sostuvo.

“En consecuencia, todas las acciones que yo ejecute y solicite al Tribunal Supremo en el exilio deben ser reconocidos por todas las autoridades de los países que desconocen la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”, subrayó.

“Y si además los países quieren colaborar con la restitución de la democracia, el Estado de derecho y las libertades en Venezuela, lo propio sería apoyar esta decisión” de pedir la detención de Maduro en caso de que el Supremo en el exilio así lo acuerde, enfatizó.

Ortega consideró asimismo que ella, como demócrata, cree en las elecciones, pero insistió en que el proceso electoral convocado por el presidente de Venezuela para el próximo mayo es uno en el que no se dan las condiciones de igualdad para todos los participantes.

“Como están violando la Constitución y la ley, no hay transparencia, no hay igualdad y no hay respeto. Y eso va a ser un fraude que va a ratificar a Maduro en el poder”, sostuvo.

Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión Especial de la Asamblea Nacional (AN) que investiga la denominada masacre de El Junquito, denunció este jueves que hasta la fecha el Ministerio Público no ha iniciado las pesquisas para determinar las violaciones de los derechos humanos que se cometieron durante ese hecho.

“Hoy se cumple un mes de la masacre de El Junquito, y aun no se han dado los nombres de quienes participaron por parte del MP”, dijo la diputada durante la Comisión Consultiva del Parlamento celebrada este jueves.

Horas antes se había pronunciado al respecto a través de su cuenta en Twitter:

Winston Flores, parlamentario y miembro de la Comisión Especial que investiga el caso Óscar Pérez, también se refirió a este tema mediante la misma plataforma digital:

Ley de Amnistía y otras

Por otro lado, Solórzano reiteró la importancia de promulgar la Ley de Amnistía. “No puede quedar en el olvido, son más de 400 los presos políticos que hay en Venezuela”, dijo la diputada, justo el día en el que la fiscal general de la República en el exilio, Luisa Ortega Díaz, admitiera que recibió presiones del gobierno nacional para encarcelar al líder opositor Leopoldo López.

El diputado Freddy Superlano dijo, entretanto, que uno de los objetivos para este período legislativo es darle continuación a la Ley contra la Corrupción y el Salvaguarda del Patrimonio Público, así como también la Ley de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas, que busca proteger los bienes del Estado.

“Queremos impulsar estas leyes que están en su primera discusión, para concluirlas y luego tenerlas en el banco de leyes, para su promulgación”, explicó.

Aminta Pérez y Danahis Vivas, madre y esposa de Óscar Pérez, respectivamente, presentaron este sábado una denuncia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, donde fueron recibidas por el propio secretario general de dicho organismo, Luis Almagro.

“Nos comprometemos en la investigación de estos hechos”, dijo Almagro a través de su cuenta en Twitter, en la que compartió una foto con las familiares del exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Mediante esa misma plataforma digital, la esposa y madre de los tres hijos de Pérez posteó fotos con su suegra tanto en la OEA, como en la sede del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Almagro conversó con senador mexicano sobre Venezuela

Poco después de reunirse con la progenitora y con la pareja de Óscar Pérez, Almagro sostuvo conversaciones sobre la situación actual de Venezuela con el senador mexicano Juan Carlos Romero Hicks.

La Asamblea Nacional (AN) aprobó este martes una prórroga de 60 días para la comisión especial que investiga la denominada masacre de El Junquito, en la que fueron ajusticiados siete venezolanos, entre ellos el exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Óscar Pérez.

Dicha prórroga aprobada por la cámara parlamentaria le servirá a la comisión encargada para analizar las conclusiones del caso, el cual a juicio del diputado José Luis Pirela tiene dos versiones oficiales ofrecidas por el gobierno de Nicolás Maduro.

“En el proceso hubo orden y contraorden, por ello se produce una masacre. Maduro actuó como un cobarde, aceptan los hechos sin condenar a los que propiciaron el asesinato”, dijo el parlamentario, quien aseguró que algunos de los funcionarios que participaron en el operativo están fuera del país con identidad falsa, y dejó entrever que existen dudas sobre si realmente el cadáver de Óscar Pérez fue sepultado en el Cementerio del Este.

El diputado Winston Flores criticó, por su parte, que el Ejecutivo nacional “esconda el acta de defunción” para evitar que se sepan los detalles de la muerte de cada uno de los venezolanos que fueron ajusticiados el pasado 15 de enero.

“Las siete actas de defunción tienen la misma huella, el mismo disparo. La pena de muerte es la razón fundamental que tiene el gobierno para ocultar los hechos”, denunció.

Más tarde, la parlamentaria Adriana Pichardo informó de tres allanamientos a viviendas ubicadas en el interior del país, pertenecientes a personas allegadas al expiloto del Cicpc, o a sus acompañantes.

“En total, 32 venezolanos están presos por el caso Óscar Pérez; 22 civiles y 10 militares”, indicó.

Finalmente, su par Delsa Solórzano rechazó que el jefe nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) estuviese presente durante el operativo. “Tenemos pruebas de que al Cicpc no le han permitido trabajar (en este caso)”, sentenció.

Fue realizada una misa en Nueva York, Estado Unidos, en homenaje al ex policía Óscar Pérez y los otros seis fallecidos en el operativo realizado por funcionarios del gobierno nacional en la parroquia El Junquito de Caracas.

La eucaristía fue realizada este domingo en una iglesia de Manhattan.

Diego Arria, ex embajador de Venezuela ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas, compartió una fotografía del homenaje.

Tras la misa estaba previsto que los presentes caminaran hasta la plaza Bolívar de la ciudad para continuar con el homenaje.

En horas de la mañana de este domingo fue entregado el cuerpo de Óscar Pérez, el lider del grupo que fue abatido el pasado 15 de enero en El Junquito y el único cuerpo que pertenecia dentro de la morgue de Bello Monte.

Así lo informó el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, a través de su cuenta en la red social twitter, quien además aseguró que habría sido enterrado en el Cementerio del Este, donde el sábado fueron enterrados sus compañeros José Díaz Pimentel y Abraham Agostini.

En este sentido, la diputada y presidenta la Comisión de Política Interior, afirmó que solo Aura Pérez, tía del expiloto, y una de sus primas pudieron estar presentes en el momento del sepelio.

Familiares y amigos de Lisbeth Ramírez despidieron a la joven enfermera que fue abatida durante la denominada “Masacre de El Junquito” junto a Óscar Pérez, el pasado 15 de enero.

Ramírez había dicho a sus padres que viajaría a la ciudad de Maracaibo en el estado Zulia, para culminar sus estudios en odontología, sin embargo esto era una mentira, pues se dirigia a Caracas junto a su novio Jairo Lugo, quien también resultó abatido en el hecho.

La joven reveló su paradero en un audio de despedida que envió a su familia en el momento del operativo de captura en el que fueron encontrados ella y otras seis personas, entre ellos Óscar Pérez, lider del grupo.

El cuerpo de la tachirense fue reconocido en la morgue de Bello Monte, en Caracas, por una de sus hermanas, y se mantuvo allí hasta la madrugada de este sábado cuando se produjeron las entregas de los cuerpos de seis de los fallecidos, quedando únicamente el cuero de Óscar Pérez aun en la medicatura forense.

El traslado se produjo en un helicóptero militar que salió desde la base aérea militar de La Carlota, en Caracas, hasta Táchira. Sus familiares la esperaban en el Cementerio  Metropolitano de San Cristóbal, sin embargo tras ocho horas de espera, les informaron que el sepelio se realizaría en San Cristóbal, sino en Cárdenas, un municipio a unos 20 minutos de distancia.

Finalmente, los familiares pudieron llegar al encuentro con el cuerpo de Lisbeth, quien, según informaron los presentes, fue entregada cubierta, solo se podían ver sus ojos y la nariz.

Los ciudadanos que se acercaron a acompañar a los familiares, entonaron el Himno Nacional en homenaje a la joven y gritaban “Libertad” como consigna de despedida.

 

A las 5:30 de la tarde de este sábado arribó al aeropuerto internacional de la Chinita, en el estado Zulia el helicptero donde estaban siendo trasladados los cuerpos de Abraham Lugo, Jairo Lugo y Daniel Soto, abatidos el pasado 15 de enero en la denominada “masacre de El Junquito”, operación que tenía como objetivo la captura de Óscar Pérez y seis personas más que formaban parte de su grupo.

Luego de un breve enfrentamiento con la autoridades que impedian el paso de familiares y amigos hacia el cementerio, un reducido grupo pudo acceder al campo santo donde los tres hombres sería enterrados luego de su traslado desde la morgue de Bello Monte.

Uno de los familiares de los hermanos Lugo, declaró que los tres cuerpos fueron enterrados en la misma fosa en el cementerio La Chinita en San Francisco estado Zulia.

Los ciudadanos se mantuvieron en la calle protestando y exigiendo justicia ante este caso

Este sábado se pudo conocer que los cuerpos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel han sido enterrados en el Cementerio del Este, donde decenas de ciudadanos, además de los diputados Adriana pichardo, Delsa Solorzano y Winston Flores, acudieron a acompañar a los familiares de quienes habrían resultado muertos durante la denominada “masacre de El Juquito”.

Asimismo, se informó que los cuerpos de Lisbeth Ramírez, Abraham y Jairo Lugo, además de Daniel Torres serían trasladados a sus lugares de origen, en un  vuelo militar que despegaría desde la base aérea La Carlota.

Por otra parte, el cuerpo de Óscar Pérez ha sido el único que no se ha entregado a los familiares y se desconoce su paradero. Según declaró el diputado Winston Flores, se presume que el cuerpo continúa en la morgue de Bello Monte, por lo que anunció que se trasladarían hasta el lugar.

Los actos de entrega de los cuerpos se hizo a las 5:00 a.m. de este sábado, cuando los familiares fueron llamados por funcionarios policiales de la morgue de Bello Monte y mientras realizaban los trámites legales, sgún declararon, fueron forzados a subirse a vehículos oficiales junto a las urnas para trasladarlos al Cementerio del Este.

A partir de las ocho de la mañana comenzaron a llegar ciudadanos al cementerio en apoyo a los familiares y acompañando a quienes ahora consideran unos “mártirez de la lucha por la libertad”, a pesar de los piquetes de la Guardia Nacional que se encontraban a lo largo del camino desde la entrada hasta el sector deonde serían enterrados Díaz Pimentel y Agostini.

 

La abogada del Foro Penal Venezolano, María Fernanda Torres, informó este viernes desde la morgue de Bello Monte que los familiares directos de cada uno de los siete “ajusticiados” en la denominada masacre de El Junquito pudieron reconocer los cuerpos durante la noche del jueves, y se encuentran aún a la espera de que les sean entregados los mismos para otorgarles la cristiana sepultura.

Explicó que pese a estar desde las 10:00 de la mañana del jueves en la morgue, no fue sino hasta las 8:30 de la noche de ese día que empezaron a pasar los familiares, uno por uno, y acompañados de un fiscal del Ministerio Público (MP). Posteriormente, firmaron un acta en el que dieron fe de que cumplieron ese procedimiento.

Hasta las 11:00 de la mañana de este viernes, hora en la que el equipo de VPItv recogió las declaraciones de la abogada Torres, los familiares permanecían dentro de la morgue, a la espera de culminar todo el procedimiento administrativo correspondiente para la entrega de los cuerpos a las respectivas funerarias que se harán cargo.

Sobre los rumores que aseguraban que varios o todos los cuerpos de estas víctimas fueron cremados sin permiso de los familiares, Torres dijo que hasta el jueves a las 10:30 de la noche no se sopesó tal posibilidad, y aseguró que ninguno de los familiares firmó órdenes de cremación.

“Estamos a la espera de la inhumación de los siete cuerpos. Los familiares que reconocieron físicamente a los cadáveres, me dijeron que no hay tal grado de descomposición que imposibilitara la identificación. A todos los cuerpos les destaparon el rostro, y sus familiares pudieron verificar que, en efecto, se trataba de ellos. Todos los cuerpos están refrigerados desde que ingresaron a medicatura forense, inclusive están bajo una medida de seguridad especial para evitar que se filtraran fotografías o videos de los cuerpos en la morgue”, detalló.

Aclaró, sin embargo, que el Foro Penal no ha tenido acceso a las actas de defunción, las cuales se presume que serán firmadas este mismo viernes. “Todos los familiares mantienen su posición de que desean enterrar a sus familiares, inclusive los que son del interior del país, su intención es trasladarlos hasta sus respectivos estados y darles cristiana sepultura”, sentenció.