Alejandra Pernía.-  Chile se convirtió el pasado mes de agosto en el primer país de Sudamérica en prohibir por ley la entrega gratuita e indiscriminada de bolsas plásticas en los supermercados.

“Están en todas partes y están invadiendo nuestro océano, nuestro campos”, le explicó el  jefe de la Oficina de Economía Circular del gobierno de Chile encargada del reciclaje en el país, Guillermo González.

Se refiere en especial a los 3,4 millones de bolsas de nailon que se usan en el país cada año y que después necesitan hasta 400 años para degradarse. “Es un problema visible y que genera bastante preocupación”, agregó González.

Con la entrada en vigor de la ley que prohíbe la entrega ilimitada de bolsas gratuitas, que replica en parte las regulaciones vigentes en algunos países europeos, las personas deben llevar su propia bolsa cuando van al supermercado o una tienda local o si no, comprar bolsas reutilizables.

También le puede interesar: Por ausencia de medicinas: peligra la vida de 70 mil pacientes con VIH/Sida

Tras la promulgación de la ley, los grandes almacenes tienen un período de seis meses en el que se les permite entregar dos bolsas plásticas por compra. Aquellos comercios que superen este límite serán multados con cerca de US$400 por bolsa.

Desde febrero de 2019, las grandes tiendas ya no podrán entregar ninguna. Los pequeños comercios tendrán de plazo hasta agosto de 2020 para implementar la medida. Sin embargo, muchos locales chilenos ya han adoptado los cambios sin esperar los plazos otorgados en la ley.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

El gigante estadounidense de la logística y el comercio digital Amazon presentó este lunes Amazon Go, una red de supermercados que no tienen cajeros y donde no hay que hacer fila para pagar.

El usuario de este proyecto, aún en versión beta, solo tiene que descargar una aplicación para el teléfono, escanear un código para acceder a la tienda, adquirir lo que desea y ya.

Un conjunto de cámaras, sensores y la utilización de sistemas de deep learning añaden todas las adquisiciones al carro de la compra de la aplicación o lo sustraen si el usuario cambia de opinión, y formalizan el pago una vez se abandona el establecimiento.

Amazon asegura que ha trabajado en este concepto durante cuatro años y han conseguido que sea una realidad al “empujar los límites de la visión computarizada y el machine learning para crear una tienda en la que el consumidor simplemente se lleva lo que quiere”. (También: Amazon lanza un nuevo servicio de videos)

Machine learning y deep learning son sistemas que aplican principios computarizados para ayudar a mejorar algoritmos predictivos y constituyen un paso previo a la inteligencia artificial. El concepto patentado por Amazon se llama Just Walk Out (Simplemente salga) y se pondrá primero en marcha en Seattle (Washington), donde se encuentra la sede de la empresa, a partir del próximo año.

Amazon Go es un nuevo flirteo de la gigantesca tienda virtual con el comercio convencional, aunque con componentes innovadores que pueden convertir el supermercado del futuro en un negocio sin personal físico.